in

No se podía costear una piscina, la hizo él mismo de forma increíble!

 

Quien no tiene una piscina en casa es porque no quiere (o porque no tiene espacio ni jardín, claro). Este hombre es un claro ejemplo que demuestra que, con un poco de imaginación, puedes conseguir cualquier cosa. Según parece, este brasileño no tenía dinero suficiente como para meterse en la obra que supone la instalación de una piscina en su jardín, así que compró una de esas plegables de plástico y luego añadió unos tableros de madera. El resultado, ¡increíble! Facebook

 

piscina-casera-

Una sencilla y relativamente barata piscina que puedes comprar en cualquier centro comercial.

 

piscina-casera-001

Una estructura de madera alrededor de la piscina

 

piscina-casera-002

Una superficie de madera donde tomar el sol entre baño y baño

 

piscina-casera-003

¡Incluso escaleras de acceso …!

 

piscina-casera-004

 

El resultado final es impecable …

piscina-casera-005

10 Cosas que hacemos mal todos los días (hasta ahora)

14 Sitios famosos del Mundo vistos desde otro ángulo