in

Padres se llevan al módem de vacaciones porque sus hijos no quisieron ir con ellos

Que los hijos lleguen a una edad en la que se vuelven rebeldes es un clásico en cualquier época de la historia del hombre, pero lo que sí que parece nuevo es que los padres parecen consentir cada vez más los caprichos de sus hijos, y esto está llevando a que muchos acaben creciendo pensando que tienen todos los derechos y ninguna obligación.

Estos padres de aquí parece que han elegido dar una lección a sus hijos de una manera imaginativa. Sus hijos están tan enganchados a la televisión por cable y a Internet que pensaban que eso era mejor que irse de vacaciones familiares, así que Cassie y Chris tomaron una decisión al respecto.

Esta familia australiana querían hacer un viaje por carretera con sus tres hijos hasta llegar a una paradisiaca playa, el sueño de cualquier niño antes de la Era Digital en la que vivimos, pero no lo suficientemente atractivo para los tres chicos que veían el asunto como aburrido.

Cassie y Chris no se echaron atrás, sí que hicieron las maletas y se fueron sin sus hijos. Eso sí, también se llevaron con ellos el módem de Internet. No solo eso, también se dedicaron a tomar fotos al aparato en los lugares donde habían estado, donde teóricamente tendrían que haber estado sus tres hijos.

El módem, que no podía negarse a participar en el viaje, no tuvo más remedio que acompañarlos, mientras que los tres hijos se quedaron en casa pero sin mucho que hacer, ya que estuvieron desconectados de la Red durante todo el tiempo.

“Les preguntamos a nuestros hijos si les gustaría hacer un viaje a la playa el día de hoy, pero nos respondieron que ‘eso es muy aburrido’ y no quisieron ir.

“Chris y yo decidimos que, en lugar de llevar a nuestros tres hijos malagradecidos, los dejaríamos allí y nos llevaríamos a un miembro de la familia que trabaja mucho y que merecía unas vacaciones: nuestro módem”.

La pareja consiguió en seguida un buen número de felicitaciones públicas y en las redes sociales, hasta el punto de que el asunto se ha hecho viral. Alguno incluso menciona que se merecen el premio a ‘los padres del año’.

Chris, Cassie y el módem pasaron un gran día juntos, en la playa bajo el sol, mientras que sus hijos se perdieron el viaje y no sabemos cómo lo hicieron para divertirse durante el fin de semana sin accesos tecnológicos.