in

París abre un cine flotante sobre el río Sena donde los espectadores se sientan en botes

Los recientes eventos están volviendo a poner de moda a los clásicos autocines, donde los espectadores acuden en sus vehículos y ven la película sin bajarse de ellos.

Pero esta no es la mejor opción para los que quieren ver una película tranquilamente mientras respetan el distanciamiento social: ahora llegan los cines flotantes.

Imagina una sala de cine acuática en París sobre el río Sena, montado en un bote mientras contemplas tu película favorita. No puede ser más romántico y más socialmente distante.

Al nuevo cine lo han llamado directamente “Cinéma sur l’Eau”, es decir, el cine en el agua y la idea es ponerlo en marcha en verano para promocionar un programa turístico local que incluye también playas artificiales en las orillas del río.

Los fans del cine pueden disfrutar de la proyección de las películas sin pagar ni un euro porque, además, no hay venta de entradas. En lugar de eso, los interesados participan en una rifa para conseguir uno de esos asientos.

Para ver las películas existen disponibles 38 embarcaciones eléctricas con espacio para entre dos y seis personas. La organización se encarga de asegurarse de que los que comparten una embarcación son amigos o familia.

En total, hay espacio para 150 personas, pero otras 150 pueden acomodarse en la orilla del rio en una zona especialmente habilitada, eso sí, probablemente envidiando a los que están sobre el agua.

Si estás pensando en viajar a París, probar suerte y hacerte con un boleto, te puedes registrar en esta página y esperar al sorteo.