El perro que no puede dejar de sonreír después de que lo adoptaran

Los pitbull pertenecen a una raza de perros algo polémica, hay quien los adora y quienes los temen, quizás a partes iguales. En este caso la historia no parece admitir división alguna: un perro callejero, pitbull, rescatado de las calles y llevado a casa de una familia humana. Una historia que se repite cada día, solo que, en esta ocasión, el perro parece estar eternamente agradecido con una sonrisa que no se quita de su cara.

Lo encontraron cuando apenas tenía 11 meses y, al parecer, intentaron encontrar a su dueño sin éxito. Lo llamaron Brinks y, años después de su adopción, todavía sonríe. Instagram barkpost

perro-sonriente-

perro-sonriente-001

perro-sonriente-002

perro-sonriente-003

perro-sonriente-004

Publicidad

perro-sonriente-005

perro-sonriente-006

perro-sonriente-007