Por qué debes regalar a tus niños 3 regalos por Navidad exactamente

Cuando se acercan las Navidades es fácil caer en el consumismo, la publicidad y las compras superfluas. Las tiendas se esfuerzan en vender porque es una de las épocas del año donde más clientes van a acudir a comprar sus productos. Por eso, es posible que cojas carrerilla a la hora de ponerte a comprar regalos para tus seres queridos.

Uno de los motivos que te lleva a comprar más cosas de la cuenta es pensar que hay que cumplir con toda la lista de regalos que piden los niños. El lío de las Navidades y la publicidad intensiva consiguen que estas listas sean realmente muy largas, y tendemos a pensar que debemos comprarlo todo para que los niños tengan la mejor Navidad del mundo.

Sin embargo, mucha gente está comenzando a adoptar ‘la regla de los 3 regalos’. Algunos estudios indican que comprando solo tres regalos a cada uno de tus hijos, cumples con lo que necesitan. Después del tercer regalo, los niños están más nerviosos en el hecho de abrir el resto de paquetes que en los regalos que contienen en sí mismos.

 

La ventaja extra es que esta estrategia te ahorra tiempo y dinero, mientras que enseñas a tus hijos a apreciar cada regalo que reciben.

Algunas madres sostienen que lo mejor es regalar un juguete que saben que desean mucho y otros dos regalos más pequeños.

Otras afirman que compran algo que quieren, algo que necesitan y algo que pueden llevar puesto. Añadiendo un cuarto regalo: algo que puedan leer.

 

Limitando el número de regalos a tres o cuatro, te puedes centrar en elegir regalos de calidad sin gastar más de la cuenta.

Hay muchas maneras de aplicar la regla de los tres regalos en tu familia, haciendo que la Navidad sea especial por sí misma, y no por los regalos.

 

 

 

Fotógrafa se hace fotos en ‘sitios feos’ y demuestra que todo es cuestión de habilidad

15 Situaciones graciosísimas que reconocerá cualquier padre