in

¿Cómo eres realmente, en las fotos o en un espejo?

 

 

Seguramente habrás pasado por esta situación: la persona que ves cuando te miras al espejo no se parece a la persona que ves cuando miras tus fotos. ¿Es porque la cámara cambia nuestra imagen o es el espejo?

Veamos si nuestro aspecto real está más cercano al que vemos en las fotos o al que vemos reflejado en un espejo y por qué percibimos ambas de manera diferente.

Aspecto psicológico

La mayoría de veces que nos miramos a un espejo lo hacemos en casa, en un entorno relajado y tranquilo donde posamos con toda libertado. Con las fotografías solemos estar más tensos y menos naturales. Por ese motivo, en ocasiones, nos vemos bien antes de salir de casa cuando nos vemos en el espejo, pero no los vemos tan bien cuando al día siguiente miramos las fotos de la fiesta.

Ángulo

Las caras no son simétricas, esto ocurre en mayor o menor medida. Cada vez que te miras en un espejo por la mañana, lo haces en el mismo lugar y con la misma perspectiva. Como resultado, observas tu cara desde un ángulo que te resulta familiar. Con las fotos seguramente estén capturando tu imagen desde diferentes direcciones y ángulos. No estás acostumbrado a verte así, a menos que seas una estrella famosa y veas fotos tuyas por todas partes.

 

Balance de blancos

Cada tipo de luz tiene su propia temperatura. Cuando te miras al espejo, tu cerebro no registra esa diversidad de temperatura en los colores, sino que te hace percibir tu imagen tal como ya estás acostumbrado. Cuando te tomas una fotografía, la cámara sí que captura esas diferencias de temperaturas en el color, como sombras y variedades tonales alrededor de toda tu cara.

 

Enfoque en objetos que te ordean

Cuando te miras al espejo, normalmente centras tu vista en alguna parte concreta de tu cuerpo, pero no lo observas como un todo. Cuando te ves en una fotografía lo percibes todo de forma global y te das cuenta de cosas detalles como una mala postura o un mal gesto.

 

Reflejo

Cuando te miras al espejo siempre ves una versión ‘reflejada’ de ti mismo. Sin embargo, cuando te ves en una fotografía, lo haces tal como te ven otras personas y esta diferencia puede parecer sorprendente!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Así cambia la visión de un bebé durante su primer año de vida

15 Cosas que no hacías de la forma correcta sin darte cuenta