Resulta que viajar te hace más feliz que comprar cosas

¿Por qué haces ciertas cosas cada día como ir de a comprar cosas que no necesitas? Porque con cada pequeña compra buscas una porción de felicidad efímera que desaparece al poco. Así es como funciona la sociedad actual donde la felicidad debe ser de pago en lugar de la gratuita tradicional.

Lo interesante es que un grupo de científicos de la Universidad de Cornell han descubierto algo que quizás algunos ya sabían.

Resulta que los niveles de felicidad que consigues después de conseguir algo son similares a los que obtienes cuando realizas un viaje. Sin embargo, y esto es lo interesante, la cantidad de felicidad que consigues después de comprar algo va desapareciendo con el tiempo, pero la experiencia del viaje se mantiene durante mucho más tiempo, simplemente por el hecho de recordarlo.

Si practicas diferentes actividades poco habituales como ir de viaje, aprender a hacer cosas nuevas o incluso deportes extremos son fuente de energía ideales para cada uno de nosotros. También resulta que las experiencias compartidas te conectan más con otras personas que las cosas que compras. Es más fácil que te sientas unido a alguien que viajó a los mismos lugares que tú que alguien que se compró tu mismo televisor 4K.

Comprarte algo nuevo como un teléfono móvil acaba siendo otro objeto cotidiano que tienes que, probablemente, acabe desfasado o antiguo. Pero, por otro lado, cada recuerdo en tu memoria se convierte en una fuente real de alegría que te sigue durante toda tu vida.

Así que, ya sabes, según este estudio, es mejor que destines el dinero que tienes en experiencias y viajes que en comprar cosas!