Según un estudio, algunas personas quieren más a sus mascotas que a otros seres humanos

Todo el mundo conoce gente que quiere a sus perros y gatos y, hoy día, no es raro encontrar que algunos de ellos parecen querer más a sus mascotas que a los seres humanos de su propia especie. Si siempre has tenido esa sensación, probablemente no estabas equivocado, porque un reciente estudio ha descubierto que es cierto.

Literalmente, algunas personas aman y siente mayor compasión por perros que por otros seres humanos.

El estudio en cuestión se publicó en la revista Society And Animals y fue realizado por dos científicos que querían comprender el por qué de que algunas personas parecen estar más preocupados por los perros que por otros humanos. Descubrieron que esto ocurre especialmente, aunque no de forma exclusiva, cuando se dan casos de maltrato.

Los investigadores descubrieron también que este efecto se produce de manera independiente de la edad del sujeto. Uno podría tender a pensar que los niños pueden mostrarse más sensibles ante los animales, pero los científicos encontraron que no es así.

Durante el estudio se pidió a 240 participantes para que indicaran su nivel de empatía hacia diferentes noticias. Las noticias eran inventadas, pero todas contaban historias en las que se infringían maltratos, tanto seres humanos como animales.

En las noticias falsas, la víctima era atacada con un bate de béisbol por un desconocido y dejado inconsciente con una pierna rota y varias heridas.

En otro estudio similar, las personas se enfrentaron a un dilema en el que podían salvar a un ser humano o su perro mascota, pero no a ambos, de ser golpeados y atropellados por un autobús. En algunas circunstancias, más de un tercio de las personas encuestadas eligieron salvar al perro, dejando al humano a su cruel destino.

Se descubrió que los participantes sentían mayor empatía sobre las noticias donde sufrían niños, perros adultos y cachorros que en aquellos que las víctimas eran seres humanos adultos.

Los investigadores señalan, a su juicio, cuáles son los motivos que provocan esta diferencia. Mucha gente considera que un perro es más vulnerable, independientemente de la edad del animal, mientars que los humanos adultos tienen por sí mismos la capacidad de protegerse por sí mismos.

Por lo tanto, el estudio encuentra que la edad de la víctima es irrelevante en el caso de que se trate de un perro, pero no así en el caso de tratarse de un ser humano.