in

Tipo llega a Amsterdam para descubrir que su Airbnb es un contenedor de barco

Una buena forma de viajar por el mundo de manera barata es haciendo uso de los servicios que ofrece Airbnb, aunque ya se sabe que se dice que ‘lo barato sale caro’, y en este caso se descubre que a este viajero le ocurrió así, de forma literal.

Ben Speller llegó a Amsterdam de viaje pero su Airbnb no era lo que esperaba exactamente. Le ofrecieron una ‘casa limpia’, pero lo que encontró fue un contenedor de barco adaptado para vivienda aparcado a un lado de la carretera.

El contenedor estaba instalado en la localidad de Pawenpad. Básicamente, la ‘vivienda’ constaba con tres colchones instalados en el suelo y un inodoro portátil.

Ya habíamos conducido alrededor de tres veces en taxi, pensamos: «¡Esto no puede ser!». «Pero cuando salimos, resultó que era cierto. Abrimos la puerta y miramos dentro, cerramos la puerta y salimos. Luego tomamos un hotel.

Aunque pidieron la devolución del dinero, el dueño no aceptó dárselas, pero menos mal para ellos que Airbnb les devolvió 150 euros del alquiler de la vivienda-contenedor y los más de 300 euros que les costó la estancia en el hotel.

Al final, Airbnb optó por eliminar el anuncio del contenedor para evitar que hubiera más desengaños, aunque quizás si hubieran sido honestos desde el principio nadie se habría llevado sorpresas y ya se sabe que hay quien se conforma con poca cosa si al final se va a ahorrar un dinero.

Hemos eliminado el anuncio y los listados de nuestra plataforma.

Las listas mal representadas o fraudulentas no tienen cabida en nuestra plataforma, y nuestro equipo trabaja arduamente para fortalecer constantemente nuestras defensas y mantenerse al frente de los malos actores.

Inventan las cejas ‘media luna’ y ya se están haciendo populares en Internet

Ahora puedes cocinar tres pizzas a la vez con esta bandeja