Todos pasaban de este músico ambulante, menos unos gatitos que le alegró el día

Jass Pangkor es uno de esos músicos con talento que tiene que arreglárselas para ganar algo de dinero tocando en la calle. Un trabajo duro, sobre todo cuando la gente ni se para a escuchar ni suelta una moneda. Justo en uno de esos días en los que iba a irse a su casa decepcionado decidió tocar algunas canciones más solo por diversión, sin pedir dinero a cambio. Parece que unos cachorros de gato entendieron cómo se sentía y se acercaron a escucharlo con atención, de principio a fin, como en un cuento callejero. No te los pierdas en el vídeo de abajo.

musico-callejero-gatos-fb

15 Extrañas imágenes para preguntarte ‘¿pero cómo …?’

Este diseñador utiliza nubes y edificios para completar sus creaciones