in

Tribu de Amazonia gana una demanda contra petroleras y salva millones de acres de selva tropical

El gobierno ecuatoriano tiene intención de perforar sobre 7 millones de acres para extraer petróleo en la zona de la Amazonia ecuatoriana, pero dicha intención se ha vuelto truncada después de que el pueblo Woorani ganara un juicio histórico contra las petroleras.

El pueblo Waorani ha logrado evitar que se perforen medio millón de acres de su territorio de la selva amazónica. También lograron interrumpir la subasta contemplada de 16 bloques petroleros que cubren más de siete millones de acres de selva tropical.

El gobierno de Ecuador emprendió un proceso de consulta con el pueblo Waorani en el año 2012, pero finalmente se ha declarado nulo, así que su territorio deja de estar disponible para las grandes petroleras.

Este es un precedente importante para los derechos indígenas en la Amazonía. Hoy, el tribunal ha reconocido un patrón de tácticas engañosas, de mala fe y de manipulación en el intento del gobierno ecuatoriano de destinar las tierras del pueblo Waorani para la extracción de petróleo.

Este es un gran paso adelante en la batalla para garantizar que se respeten los derechos de los pueblos indígenas sobre sus tierras. Garantizar los derechos de los pueblos indígenas a decidir sobre su futuro y decir «No» a los proyectos extractivos destructivos es clave para proteger la selva amazónica y detener el cambio climático.

Esta decisión, decidida por el panel de tres jueces de la Corte Provincial de Pastaza, establece un precedente legal clave tanto para los derechos indígenas como para la protección de la selva tropical.

El portavoz de los waorani de Pastaza, Oswando Nenquimo, hizo la siguiente declaración:

Hoy hemos protegido nuestro bosque de la perforación petrolera; Hemos protegido nuestra agua de la contaminación; Hemos protegido a nuestros hijos de la enfermedad. Este es un precedente legal para los derechos indígenas,

Pero la lucha está lejos de terminar. El gobierno apelará porque todavía quieren el petróleo debajo de nuestra tierra. Las naciones indígenas de todo el Amazonas y el mundo deben unirse para proteger nuestros hogares.

El tribunal reconoció que el gobierno violó nuestro derecho a vivir en libertad y tomar nuestras propias decisiones sobre nuestro territorio y autodeterminación.

Nuestro territorio es nuestra decisión, y ahora, como somos dueños, no vamos a permitir que el petróleo ingrese y destruya nuestro entorno natural y mate nuestra cultura.

 

 

 

 

25 Personas que se tatuaron el nombre de su ex, se arrepintieron y lo arreglaron de forma graciosa

La gente que llora viendo películas es la más fuerte emocionalmente