in

Un fotógrafo y su mujer plantan 2 millones de árboles en 20 años para regenerar bosque y hasta los animales han vuelto

Según informes ambientales, durante las últimas décadas se han perdido más de 100 millones de hectáreas de bosque, una superficie que equivale a la de un país como Francia. Y cada año la superficie perdida aumenta, con lo que el problema medio ambiental empeora.

Por eso, cualquier medida que tomemos a título personal, por pequeña que sea, se convierte en un grano de arena que se suma al de resto de personas concienciadas con los problemas medioambientales. En este caso concreto, verás que no se trata de un grano de arena, sino de una pequeña playa.

El fotógrafo brasileño Sebastiao Saslgado y su mujer Deluiz Wanick decidieron dedicar gran parte de su tiempo a reforestar una zona que lo necesitaba urgentemente.

Este hombre es un reconocido fotógrafo que ha ganado premios por su trabajo. Uno de sus trabajos fotográficos se basó en el genocidio de Ruanda, lo cuál le impactó a nivel personal. Cuando volvió a Brasil, su país natal, se encontró con que la zona donde había vivido siempre había sido devastada en relativamente pocos años. Así que él y su mujer decidieron ponerse manos a la obra.

«La tierra estaba tan enferma como yo; todo fue destruido. Solo un 0,5% de la tierra estaba cubierta de árboles. Entonces mi esposa tuvo una idea fabulosa para replantar este bosque .Y cuando empezamos a hacer eso, todos los insectos, aves y peces regresaron y, gracias a este aumento de árboles, también renací, este fue el momento más importante «

Ambos fundaron el Instututo Terra y, a través de esa organización, han llegado a plantar 4 millones de árboles, devolviendo el bosque a la vida.

“Hay un solo ser que puede transformar el CO2 en oxígeno, que es el árbol.Necesitamos replantar el bosque.Necesitas bosque con árboles nativos, y necesitas recolectar las semillas en la misma región que las plantas o las serpientes y las termitas no vendrán.Y si plantas bosques que no pertenecen, los animales no vienen allí y el bosque está en silencio «.

Después de esforzarse en el trabajo, la zona ha vuelto a florecer y la vida salvaje a retornado donde antes solo había silencio y zonas desérticas.
En total, han regresado 172 especies de aves, así como 33 especies de mamíferos, 293 especies de plantas, 15 especies de reptiles y 15 especies de anfibios, todo un ecosistema reconstruido desde cero.
«Necesitamos escuchar las palabras de la gente en la tierra. La naturaleza es la tierra y otros seres y si no tenemos algún tipo de retorno espiritual a nuestro planeta, temo que nos veamos comprometidos».

Ricaro Beliel institutoterra Sebastiao Salgado

 

Un búho adopta a un pato para criarlo y es lo más adorable que vas a ver hoy

Nickelodeon celebra 20 años de Bob Esponja con juguetes inspirados en Memes