in

Una falsa sonrisa en el trabajo te lleva a beber más fuera de horas, descubre un estudio

Un nuevo estudio ha encontrado que la típica sonrisa falsa que muchos ponen (o se ven obligados a poner) en el trabajo puede llevar a beber más en el tiempo libre.

El estudio en cuestión no ha sido llevado a cabo por cualquiera, se han implicado la Universidad de Buffalo y de Penn State estudiando los hábitos de consumo de alcohol de gente que trabaja de cara al público.

En el estudio, publicado aquí, descubrieron que los empleados que estaban obligados a sonreír y a mostrarse felices frente a los clientes sufrían más riesgos de beber al salir del trabajo.

Según los investigadores, el hecho de tener que fingir emociones positivas puede llegar a ser tan agotador que lleva a sufrir el riesgo de consumir más alcohol de la cuenta.

Según Alicia Grandey, una de las investigadoras del estudio:

«Fingir y reprimir las emociones con los clientes estaba relacionado con beber más allá del estrés del trabajo o sentirse negativamente.

No fue solo sentirse mal lo que los llevó a tomar una bebida. En cambio, cuanto más tienen que controlar las emociones negativas en el trabajo, menos pueden controlar su consumo de alcohol después del trabajo».

Los investigadores estudiaron datos sobre más de 1.500 trabajadores a los que se le preguntó con qué frecuencia se veían obligados a forzar su sonrisa y con qué frecuencia bebían después del trabajo.

Al final, los científicos llegaron a encontrar una relación entre las sonrisas forzadas y la bebida, especialmente en los trabajadores que tienen un carácter impulsivo y que tienen frecuentes y esporádicos encuentros con clientes, como empleados en centros comerciales. Sin embargo, no existe esa relación en el caso de trabajadores que mantienen una relación con los clientes, por ejemplo en centros de salud.

«Sonreír como parte de tu trabajo parece algo realmente positivo, pero hacerlo todo el día puede ser agotador. En estos trabajos, a menudo también hay dinero vinculado a mostrar emociones positivas y contener sentimientos negativos. El dinero te motiva a anular tus tendencias naturales, pero hacerlo todo el día puede ser agotador».

Otro punto interesante que encontró el estudio es que esta relación entre sonrisas falsas y alcohol se daba más en trabajadores más jóvenes, probablemente debido a que todavía no tienen suficiente autocontrol.

Existen calcetines-calentadores con forma de jarras de cerveza y tienen hasta asas

Este padre crea sábanas con juegos de mesa para ayudar a los niños en el hospital