Uno de cada 10 adultos piensa que, si su pareja come en McDonald’s sin ellos, es tan malo como una infidelidad

Quien no haya ido alguna vez a una cadena de hamburgueserías que levante la mano. Lo cierto es que a mucha gente les gusta tanto que es raro encontrar uno de estos establecimientos vacío, pero siempre hay quien incluso cruza una línea y va más allá.

Si eres de los que te gusta mucho (pero mucho) comer en uno de estos sitios quizás podrías responder a esta pregunta ¿llegarías a igualarla a una infidelidad?

Según parece, uno de cada diez adultos piensa que sí.

Una encuesta llevada a cabo entre varios miles de fans de este tipo de establecimientos de restauración, uno de cada 20 estaría desesperado por probar una de estas hamburguesas después de un largo periodo de tiempo sin probarlas, después de un largo periodo de cuarentena.

Pero la cosa va más allá, algunos aseguran que el hecho de volver a comer una de estas hamburguesas después del largo periodo de cuarentena, lo han comparado con la misma sensación que un aumento salarial (17%) y otro porcentaje algo menor (13%) lo comparó con el día de su boda.

Según la encuesta, una quinta parte relacionó los niveles de felicidad con que su equipo de fútbol ganara la liga.

Un 46% afirmó que preferían dejar la bebida antes que su hamburguesa favorita, 1 de cada 10 prefiere quedarse sin su teléfono móvil y el mismo porcentaje considera que si su pareja fuera a comer una de estas hamburguesas solo, sería para ellos como una infidelidad.

Vale que estas hamburguesas estén buenas, pero ¿tanto?