in

Zoo le corta las garras a una leona para que los niños puedan jugar con ella

Algunos seres humanos se comportan mal con los animales, ya lo sabemos, pero hay casos como este que entran entre los más incomprensibles. A una leona le han quitado sus garras en un Zoo de Palestina para que los visitantes puedan jugar con ella sin sufrir daños.

La leona apenas si tiene 14 meses y se llama Falestine y muchas organizaciones de defensa de los animales han protestado por ello, como es lógico, al considerarlo una mutilación innecesaria.

El veterinario palestino Fayyaz al-Haddad cortó las garras utilizando unos simples cortadores de alambre y unas tijeras. De esa manera, al no tener garras, los visitantes del zoo podrían jugar con ella.

«Estoy tratando de reducir la agresión de la leona para que pueda ser amigable con los visitantes», dijo Mohammed Jumaa, de 53 años y propietario del parque.

El zoológico de Rafah lleva abierto un par de décadas y es uno de los varios que se encuentran en la zona. Entre los animales que se encuentran en el zoo hay varios leones, hienas e incluso lobos.

Aun así, todavía se espera que, en unos meses, las garras de Falestine vuelvan a crecer, y parece que el zoo tiene intención de volver a repetir el procedimiento cuando eso ocurra.

“El comportamiento natural, como agarrar comida o escalar, es difícilmente posible sin las garras de un animal. Dado que la amputación no se realizó en una clínica veterinaria adecuada, la posibilidad de infección es alta»

Quitarle las garras podría resultar en problemas como cojeras y otras complicaciones, y se trata de una práctica ilegal en muchos países.

Psicólogos dicen que las madres deberían tomar vacaciones solas una vez al año, sin hijos

Inventan el ‘Rollo Para Siempre’ que dura un mes entero y todos conocemos alguien que lo necesita